la radiación infrarroja

Se subdivide en tres regiones, infrarrojo lejano, medio y cercano.

Los cuerpos calientes producen radiación infrarroja y tienen muchas aplicaciones en la industria, medicina, astronomía, etc.

La "luz" infrarroja tiene una longitud de onda más larga que la luz visible .

La luz roja tiene una longitud de onda más larga que la de los demás colores de la luz; la luz infrarroja tiene una longitud de onda aún mayor que la roja, de manera que la luz infrarroja es una especie de luz "más roja que roja" o luz "más allá del color rojo".

La radiación infrarroja no se puede ver pero algunas veces la podemos sentir en forma de calor.

Este es el termograma de una casa, una vista IR de la casa.

Muestra las variaciones de la cantidad de calor que escapa de una casa.

Las mayores pérdidas aparecen en rojo. El azul indica áreas donde se irradia muy poco o ningún calor del edificio.

La radiación infrarroja se encuentra entre la luz visible y las ondas de radio del espectro electromagnético .

La radiación infrarroja (IR) tiene longitudes de ondas entre 1 milímetro y 750 nanometros. La longitud de onda de la luz roja tiene 700 nanómetros (o 7 000 Å). La radiación infrarroja oscila con frecuencias entre 300 gigahertz (GHz ó 109 hertz) y 400 terahertz (THz ó 1012 hertz).

El espectro infrarrojo se puede subdividir en infrarrojo lejano (1 mm a 10 µm longitud de onda), infrarrojo medio (10 a 2.5 µm longitud de onda), y casi infrarrojo (2 500 a 750 nm longitud de onda).

La porción del IR lejano que incluye la longitudes de onda entre 100 y 1 000 µm, es algunas veces conocida como infrarrojo extremo. Las fronteras no siempre son obvias, y las diferencias entre la IR extrema y las frecuencias de radio de microondas son poco obvias.







Podemos sentir el calor de la radiación infrarroja. El calor que sienten nuestras manos cuando las colocamos cerca de la hornilla de una cocina, una vez que se ha apagado la hornilla (y ya no está al rojo vivo) y que aún no está completamente fría es, radiación infrarroja.

La radiación infrarroja es ubicua en todas las actividades de nuestra vida moderna, aunque raramente les prestamos atención.

Por ejemplo, uno de los grandes inventos de la civilización moderna, el control remoto de electrodomésticos como la televisión y los equipos de audio, se basa en la emisión y recepción de rayos infrarrojos.

También son los rayos infrarrojos los que permiten a un ratón inalámbrico mantener el contacto con un ordenador personal, o bien abrir automáticamente las puertas en edificios.

Con sensores infrarrojos los ejércitos pueden conocer los movimientos y la ubicación de sus adversarios. Y, por supuesto, es la radiación infrarroja la que controla el efecto invernadero, que ocasiona el calentamiento global.

Todos los objetos que nos rodean emiten radiación electromagnética. Las estrellas lo hacen en la parte visible del espectro, mientras que los cuerpos mas frios lo hacen en el infrarrojo.

Todo cuerpo emite radiación infrarroja, y cuanto mas caliente esta el cuerpo, mas radiación emite de una manera máxima a una determinada longitud de onda.

El cuerpo humano, por ejemplo, a una temperatura corporal de 36-37 grados centígrados, emite mas fuertemente a una emisión de 10 micrones (una millonésima de metro), o aproximadamente 50 Watts, en las ondas largas del infrarrojo, aunque nuestros ojos solo nos dejan ver la luz que reflejamos.

Al ser un mamífero, la temperatura corporal tiene que autorregularse entre unos limites muy estrechos, y por lo tanto se puede diferenciar claramente del medio ambiente.


Aunque la evolución nos haya hecho eficientes para detectar lo que llamamos la radiación visible, eso no significa que no podamos percibir la radiación infrarroja
Se encuentra en el calor que recibimos del sol, en el que percibimos en la piel de una hornalla en la cocina, o en el calor que detectamos del fuego sin siquiera tocarlo.

Los humanos sienten la radiación infrarroja por el calor de la piel, ya que los nervios que terminan en nuestra piel son sensibles para diferenciar la temperatura entre el interior del cuerpo y su superficie.

Los rayos infrarrojos emitidos por el Sol producen transiciones en las moléculas que forman la estructura de la piel.
Aunque las moléculas están continuamente vibrando, si la energía que llevan los rayos infrarrojos tiene el valor adecuado, las moléculas pasan a un estado vibracional superior. Es ese cambio lo que sentimos como calor.

Imaginemos que pudiéramos ver en el infrarrojo. Podríamos sentir por el calor de nuestros amigos, o ver si se encuentran o no en una habitación al poder distinguir si mesas o sillas están más calientes. Cuando dormimos las manos y los pies están mas calientes que el resto de nuestro cuerpo.

En la naturaleza existen animales que pueden ver la radiación infrarroja.

Por ejemplo, cierto tipo de serpientes como las serpientes de cascabel tienen elementos sensoriales que son usados para realizar imágenes de luz infrarroja.
Por lo tanto la serpiente puede detectar animales de sangre caliente realizando imágenes en el infrarrojo.

En el caso de serpientes que tienen dos de estos elementos, los científicos piensan que tienen alguna percepción de profundidad en el infrarrojo. Aunque este oscuro estos animales pueden ver a sus presas debido al calor que emiten.

Las llamadas serpientes de pozo (pit vipers) tienen pequeños sensores al costado de su cabeza que son usadas para detectar la radiación infrarroja.

Cuando mueven su cabeza de lado a lado encuentran la dirección del animal al que acechan determinando de que punto viene la radiación mas intensa.

Para poder emitir radiación infrarroja hay que tener una temperatura, estar por encima del llamado cero absoluto, que esta a 273.15 grados por debajo del cero Celsius. La temperatura se mide en unidades de grados Kelvin, definida formalmente como la fracción de 1/273.16 de la temperatura termodinámica del punto triple del agua. Un kelvin es un grado en la escala Celsiurs.

El cero absoluto se encuentra -273.16 grados centígrados. A esa temperatura el movimiento molecular cesa, y es la temperatura mas baja que puede existir en el universo. Los científicos cuentan la temperatura desde ese punto.

1 comentario:

Dianella dijo...

Hola, me gustaría saber si tienes la bibliografía de esto, ya que estoy haciendo un trabajo al respecto y me pareció muy buena tu información, pero debo citar en formato APA

Google